lunes, 15 de agosto de 2016

NUBE DE PROCESIÓN VIRGEN DE LA ASUNCIÓN (DOS HERMANAS)


La obra está diseñada y tallada en madera de cedro. Se trata de una nube en bulto redondo y terminada en todas sus partes, por lo que puede ser contemplada correctamente desde todos los puntos de vista. Dos ángeles niños vuelan a su alrededor y cinco cabezas aladas de querubines emergen de la misma, formando un todo homogéneo.
El conjunto escultórico, dorado, estofado y policromado, está diseñado para servir de entronización a la Virgen de la Asunción de Dos Hermanas en las andas procesionales utilizadas cada 15 de agosto. Mide 130 x 160 x 120 centímetros y ha sido donado por el Grupo de Devotos de la Asunción Gloriosa de Dos Hermanas, con sede en la Capilla de San Sebastián de la localidad. Dicha imagen es una creación de Manuel Pineda Calderón.
De la nube celestial destaca la homogeneidad de sus ovaladas formas. Como hemos apuntado, escoltan a la Señora una pareja de ángeles-niños que se muestran casi desnudos, tan sólo cubiertos por un pequeño paño que, sin embargo, deja apreciar toda su anatomía infantil, con un modelado que subraya el efecto de blandura. En la parte frontal, laterales y traseras, asoman las mencionadas cabezas aladas de ángeles.
Respecto a los rasgos faciales de los ángeles niños y de los querubines alados, el artista ha optado por un tipo carnoso, recreando unas tersuras que simulan la piel de un niño pequeño. Las tallas presentan también distintas tonalidades de tez, unas más cálidas y otras más frías, y unos cabellos de color pardo oscuro que han sido tallados en mechones gruesos y ondulados. Por lo demás, muestran los ojos pintados, con las pestañas levemente marcadas, la nariz redondeada y respingona, y los labios pequeños y jugosos.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario