jueves, 25 de febrero de 2016

VIRGEN DOLOROSA


La última Dolorosa que he terminado con la advocación de "María Santísima de la Esperanza  y Caridad"  con destino a la Comunidad de madrid.
Se trata de una talla mariana,  de gran expresividad y fineza de rasgos. Pese al juvenil aspecto, ofrece detalles de madurez en sus facciones conformando un angustiado semblante. Labrada en madera de cedro real con policromía al óleo con una tonalidad cálida, mide 167 cm de altura. Presenta la cabeza suavemente inclinada, dirige la mirada al frente, el fruncido ceño en señal de sufrimiento. Sus ojos, de cristal, otorgan gran viveza a la mirada, los lacrimales enrojecidos y las pestañas; postizas y largas las superiores para acentuar el naturalismo, y sutilmente pintadas en el párpado inferior. Lleva cinco lágrimas de cristal, tres en la mejilla izquierda y dos en la derecha. La boca, entreabierta, permite ver los dientes tallados. Las manos, de finos dedos, muestra las manos extendidas para sostener los atributos otorgados por la piedad popular.














No hay comentarios:

Publicar un comentario