SIMÓN CIRINEO



 
Boceto en barro cocido con una beladura al oleo, tamaño natural
Escultura con gran naturalismo, en la que se dan cita desde las visiones desidealizadas del natural, captando una edad madura, aunque todavia provisto de vigor y prestancia viriles, el cirineo ha sido sorprendido con gesto melancolico y mirada fija a modo de sentimiento premonitorio del trágico acontecimiento. Su rostro de perfiles volumétricos, los pómulos acusadamente marcados y la frente y el entrecejo contraidos en consonacia con el resto del rostro, la cabellera y la barba componen unos volumétricos mechones rizados, sobre el cabello la kipá empleada para cubrir parcialmente la cabeza, usada por los varones judios.

Comentarios

  1. Bonita talla ,,,,, le seguire de cerca !
    un abrazo y enhorabuena

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares