NTRO.PADRE JESUS DE LA HUMILDAD

Esta es mi última obra cristífera, bajo la advocación de Humildad. Representa el momento en el que, una vez pronunciada la sentencia de muerte, Jesús se encamina a tomar la cruz e iniciar el camino del calvario.
Se trata de una escultura de tamaño natural de 1,83 m. tallada en madera de cedro y policromada al óleo.

Aparece la imagen maniatada, cargada de heridas después del sufrimiento de la flagelación, en actitud de caminar, girado hacia el lado derecho el torso y su rostro, dejando caer levemente su mirada, con expresión fuerte y valiente, una mirada que busca la comunicación con los fieles. La cabeza ligeramente inclinada hacia abajo. Con la boca entreabierta se dejarán ver maxilares y lengua, marcando con realismo la acción de hablar al espectador.
La nariz de morfología judía, aguileña, mientras que sus ojos de color miel se hallan abiertos y cansados. Unos ojos sufridos y agonizantes al borde de la rendición, el entrecejo fruncido y dolorido.
La corona de espinas grande e irregular tallada en madera de cedro, con largas y afiladas acacias. Se pueden observar las heridas propias de las espinas; se aprecia como el sudor se mezcla con la sangre que emana todavía de sus sienes y frente. Toda la anatomía está estudiada íntegramente del natural, utilizando como referencias modelos vivos. El sudario ceñido al cuerpo, sencillamente recogido.
El cabello guiado por la propia inclinación de la cabeza, grandes mechones de pelo pegados al rostro, pero siempre dejando ver el mismo. La barba en su extremo bífida.
En cuanto a la policromía, está realizada íntegramente en óleo desde el propio estuco, a base de transparencias, veladuras y pátinas, acentuando todos los detalles de la Pasión.

La obra se encuentra en la Iglesia del Santo Ángel de Sevilla en la calle rioja.









































Comentarios

  1. ¿Para donde va exactamente el cristo de Humildad para Sevilla?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares